Pensamiento social

Historia del Pensamiento Social y la Sociología

Montesquieu: Teoría de la separación de poderes (1748)


Hay en cada Estado tres clases de poderes: el poder legislativo, el poder ejecutivo de los asuntos que dependen del derecho de gentes y el poder ejecutivo de los que dependen del derecho civil.

Por el poder legislativo, el príncipe, o el magistrado, promulga leyes para cierto tiempo o para siempre, y enmienda o deroga las existentes. Por el segundo poder, dispone de la guerra y de la paz, envía o recibe embajadores, establece la seguridad, previene las invasiones. Por el tercero, castiga los delitos o juzga las diferencias entre particulares. Llamaremos a éste poder judicial, y al otro, simplemente, poder ejecutivo del Estado.

Barón de Montesquieu

La libertad política de un ciudadano depende de la tranquilidad de espíritu que nace de la opinión que tiene cada uno de su seguridad. Y para que exista la libertad es necesario que el Gobierno sea tal que ningún ciudadano pueda temer nada de otro.

Cuando el poder legislativo está unido al poder ejecutivo en la misma persona o en el mismo cuerpo, no hay libertad porque se puede temer que el monarca o el Senado promulguen leyes tiránicas para hacerlas cumplir tiránicamente.

Tampoco hay libertad si el poder judicial no está separado del legislativo ni del ejecutivo. Si va unido al poder legislativo, el poder sobre la vida y la libertad de los ciudadanos sería arbitrario, pues el juez sería al mismo tiempo legislador. Si va unido al poder ejecutivo, el juez podría tener la fuerza de un opresor.

Todo estaría perdido si el mismo hombre, el mismo cuerpo de personas principales, de los nobles o del pueblo, ejerciera los tres poderes: el de hacer las leyes, el de ejecutar las resoluciones públicas y el de juzgar los delitos o las diferencias entre particulares.

En la mayor parte de los reinos de Europa el Gobierno es moderado porque el príncipe, que tiene los dos primeros poderes, deja a sus súbditos el ejercicio del tercero. En Turquía, donde los tres poderes están reunidos en la cabeza del sultán, reina un terrible despotismo.

En las Repúblicas de Italia, los tres poderes están reunidos, y hay menos libertad que en nuestras Monarquías. Por eso, el Gobierno necesita para mantenerse de medios tan violentos como los del Gobierno turco. Prueba de ello son los inquisidores de Estado y el cepillo donde cualquier delator puede, en todo momento, depositar su acusación en una esquela.

Veamos cuál es la situación de un ciudadano en estas Repúblicas: el mismo cuerpo de magistratura tiene, como ejecutor de las leyes, todo el poder que se ha otorgado como legislador;

puede asolar al Estado por sus voluntades generales, y como tiene además el poder de juzgar, puede destruir a cada ciudadano por sus voluntades particulares.

El poder es único, y aunque no haya pompa exterior que lo delate, se siente a cada instante la presencia de un príncipe despótico.

Por eso, siempre que los príncipes han querido hacerse déspotas, han empezado por reunir todas las magistraturas en su persona; y varios reyes de Europa, todos los grandes cargos del Estado. (…)

El espíritu..edición de 1749

El poder judicial no debe darse a un Senado permanente, sino que lo deben ejercer personas del pueblo, nombradas en ciertas épocas del año de la manera presenta por la ley, para formal/ un tribunal que sólo dure el tiempo que la necesidad lo requiera.

De esta manera, el poder de juzgar, tan terrible para los hombres, se hace invisible y nulo, al no estar ligado a determinado estado o profesión. Como los jueces no están permanentemente a la vista, se teme a la magistratura, pero no a los magistrados. (…)

Si el poder legislativo deja al ejecutivo el derecho de encarcelar a los ciudadanos que pueden responder de su conducta, ya no habrá libertad, a menos que sean detenidos para responder, sin demora, a una acusación que la ley considere capital, en cuyo caso son realmente libres, puesto que sólo están sometidos al poder de la ley.

Pero si el poder legislativo se creyera en peligro por alguna conjura secreta contra el Estado, o alguna inteligencia con los enemigos del exterior, podría permitir al poder ejecutivo, por un período de tiempo corto y limitado, detener a los ciudadanos sospechosos, quienes perderían la libertad por algún tiempo, pero para conservarla siempre. (…)

Puesto que en un Estado libre, todo hombre, considerado como poseedor de un alma libre, debe gobernarse por sí mismo, sería preciso que el pueblo en cuerpo desempeñara el poder legislativo. Pero como esto es imposible en los grandes Estados, y como está sujeto a mil inconvenientes en los pequeños, el pueblo deberá realizar por medio de sus representantes lo que no puede hacer por sí mismo. (…)

La gran ventaja de los representantes es que tienen capacidad para discutir los asuntos. El pueblo en cambio no está preparado para esto, lo que constituye uno de los grandes inconvenientes de la democracia. (…)

Todos los ciudadanos de los diversos distritos deben tener derecho a dar su voto para elegir al representante, exceptuando aquéllos que se encuentren en tan bajo estado que se les considere carentes de voluntad propia. (…)

El poder ejecutivo debe estar en manos de un monarca, porque esta parte del Gobierno, que necesita casi siempre de una acción rápida, está mejor administrada por una sola persona que por varias; y al contrario, las cosas concernientes al poder legislativo se ordenan mejor por varios que por uno solo.

Si no hubiera monarca y se confiara el poder ejecutivo a cierto número de personas del cuerpo legislativo, la libertad no existiría, pues los dos poderes estarían unidos, ya que las mismas personas participarían en uno y otro.

Si el cuerpo legislativo no se reuniera en asamblea durante un espacio de tiempo considerable, no habría libertad, pues sucedería una de estas dos cosas: o no existirían resoluciones legislativas, en cuyo caso el Estado caería en la anarquía, o dichas resoluciones serían tomadas por el poder ejecutivo, que se haría absoluto. (…)

Si el poder ejecutivo no posee el derecho de frenar las aspiraciones del cuerpo legislativo, éste será despótico, pues, como podrá atribuirse todo el poder imaginable, aniquilará a los demás poderes.

Recíprocamente el poder legislativo no tiene que disponer de la facultad de contener al poder ejecutivo, pues es inútil limitar la ejecución que tiene sus límites por naturaleza; y además, el poder ejecutivo actúa siempre sobre cosas momentáneas. (…)

Pero si en un Estado libre el poder legislativo no debe tener derecho a frenar al poder ejecutivo, tiene, sin embargo, el derecho y debe tener la facultad de examinar cómo son cumplidas las leyes que ha promulgado. (…)

El poder ejecutivo debe participar en la legislación en virtud de su facultad de impedir, sin lo cual pronto se vería despojado de sus prerrogativas. Pero si el poder legislativo participa en la ejecución, el ejecutivo se perderá igualmente.

Si el monarca participara en la legislación en virtud de su facultad de estatuir, tampoco habría libertad. Pero como le es necesario, sin embargo, participar en la legislación para defenderse, tendrá que hacerlo en virtud de su facultad de impedir. (…)

He aquí, pues, la constitución fundamental del Gobierno al que nos referimos: el cuerpo legislativo está compuesto de dos partes, cada una de las cuales tendrá sujeta a la otra por su mutua facultad de impedir, y ambas estarán frenadas por el poder ejecutivo que lo estará a su vez por el legislativo.

Los tres poderes permanecerían así en reposo o inacción, pero, como por el movimiento necesario de las cosas, están obligados a moverse, se verán forzados a hacerlo de común acuerdo.

Tomado de Barón de Montesquieu, Del espíritu de las leyes. Madrid: Tecnos, 1972, pág. 151-157.

Comentario:

El francés Charles Louis de Secondat, Barón de Montesquieu (16891755), formuló en 1748 la doctrina de separación de tres poderes —ejecutivo, legislativo y judicial—, sugerida anteriormente por el filósofo inglés John Locke. La novedosa concepción del Estado, se convertiría en una meta de las revoluciones posteriores contra el Absolutismo Monárquico identificado con los tiempos oscuros del Medioevo, con el nombre de República. Montesquieu no era un Republicano en el sentido moderno del concepto. Favorecía una Monarquía Limitada, sistema en el cual el Rey debía ejercer el poder ejecutivo, el parlamento instituir, derogar o modificar las leyes, y los magistrados y jueces, castigar los delitos y adjudicar las diferencias y disputas entre particulares. Su meta detrás de ello es el Equilibrio y la Armonía social, igual que en las propuestas clásicas que le precedieron.

Ese ideal moderado se difundió por buena parte de Europa Occidental, animó al liderato de la primera etapa de la Revolución Francesa de 1789, el Girondino, y tras la experiencia del Terror entre 1793-1794, se transformó en una opción concreta no radical que incluso penetró a clases políticas tan moderadas como la de España. Por ese medio las propuestas de Montesquieu se manifestaron en Puerto Rico temprano en el siglo19. El Espíritu de las Leyes, obra en la cual expresó su teoría del manejo del Estado, ha sido una de las obras más influyentes en las prácticas políticas occidentales.

Fíjese el lector que los argumentos de Montesquieu proceden de una interpretación pura del Derecho: no toman en cuenta otras fuerzas que pueden impactar en el ejercicio del Poder tales como las fuerzas económicas, la imagen o los prejuicios culturales del Pueblo o la manipulación de esas esferas por cierto fragmentos del poder. El análisis es esencialmente jurídico. Sus argumentos convienen en que el ejercicio del Poder es materia que corresponde a una minorías selectas: su planteamiento está muy lejos del concepto de Democracia Popular que dominó a los Jacobinos en 1793. Los pensadores sociales del siglo 19 insertarán esos principios en la discusión, con lo cual ayudarán a formular una interpretación más holística y por lo mismo más compleja.

  • Mario R. Cancel
  • Historiador y escritor
About these ads

diciembre 18, 2010 - Publicado por | Barón de Montesquieu, División de poderes, El espíritu de las leyes, Historia del pensamiento social, Ley, Mario R. Cancel, Monarquía limitada, Pensamiento ilustrado, Pensamiento Social Moderno, Racionalismo, Razón, Teoría política | , , , , , , , , , ,

9 comentarios »

  1. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

    Trackback por Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya | diciembre 19, 2010 | Responder

  2. La teoría de la separación de poderes de Montesquieu establece que en cada estado existen tres poderes: el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial. Es importante reconocer que las personas que componen cada uno de los poderes tienes que ser diferentes para asegurar que no se manipulen las decisiones de cada poder. Un ejemplo de esto es: la separación del poder legislativo y el judicial asegura la libertad política y evita que se lleven a cabo leyes tiránicas. En algunos países estos poderes recaen en una sola persona, como por ejemplo: el sultán en Turquía. El lograr un nivel de democracia completo no es fácil. Tanto en países pequeños, como en grandes, surgen diferentes problemas en relación a la división de estos tres poderes. Lo importante de reconocer de la teoría de la separación de poderes de Montesquieu es que en ella está basada la constitución fundamental del gobierno. Y que para un gobierno verdaderamente funcional tiene que existir una separación de los poderes del gobierno, donde cada poder este representado por diferentes personas para asegurar la libertad de gobierno.

    Comentario por Geraly Cintron | diciembre 28, 2010 | Responder

  3. Para Montesquieu la ley y el orden tenían mucha importancia en el estado. Estaba en contra del despotismo y de ahí su preocupación a que no es efectivo que todos los poderes estén en manos de un solo gobernante. Propone la separación de poderes y los divide en legislativo, ejecutivo y judicial. En el legislativo el parlamento es el responsable de imponer o derogar leyes y tendrían reuniones periódicas; en el ejecutivo el gobernante es el que toma las decisiones políticas; y por último, en el judicial los magistrados y jueces castigan y juzgan los delitos. En este último lo deben ejercer personas del pueblo nombradas cada cierto tiempo para evitar influencias por estado o profesión. Montesqueiu entendía que si todas esas funciones estaban en manos de un solo gobernante seria un gobierno déspota. De hecho, hace referencia al gobierno de Turquía donde los poderes están en manos del sultán y hay menos libertad. Montesquieu aclara también que aunque este proponiendo una distribución de poderes del estado, nunca estarían desligados del todo; ya que en oportunidades podrán intervenir y detenerse el uno al otro de ser necesario.
    A mi entender es eficaz la propuesta de Montesquieu. Ya que el quería establecer un balance evitando los abusos de los gobernantes y lograr cierta libertad creando respeto al ser humano y orden publico; también porque sugería el derecho al voto. El poder más favorecido es el legislativo ya que como bien lo explica Montesquieu, el poder ejecutivo tiene sus límites por naturaleza ya que interviene en algunas ocasiones y de manera momentánea, también el poder legislativo tiene el derecho de verificar como se están cumpliendo las leyes. Y eso es algo que me llama la atención, que aunque el sugería la separación de los poderes, en cierto momento, tanto el poder ejecutivo como el legislativo, podrían intervenir en los asuntos del otro; lo que comprendo yo como una maniobra de elementos sin perder su identidad.

    Comentario por Coralis Cruz Toro | diciembre 29, 2010 | Responder

  4. La teoria de la separacion de poderes segun Montesquieu era que los individuos no deben estar regidos por un solo individuo si no que esto se pudiera dividir y constantemente cambiase de individuao para que nunca hubiera un poder absoluto sobre nadie. Para mi este punto es bien importante por que siendo esto asi no habria ningun prejuicio al momento de juzgar a una persona o la persona a ser juzgada no se sentiria prejuiciada.Para mi Montesquieu presenta una idea bastante clara por que todo debe estar separado y todas las personas deben tener el derecho a comunicar la accion que desean que se lleve acabo es como una democracia y no un poder absoluto en el cual el rey sea la unica persona que tenga el poder para hacer lo que quiera si no que haya un balance entre el rey y el pueblo. El poder ejecutivo le pone un alto al poder legislativo pero el poder judicial no puede ser intervenido por estos ordenes.

    Jose L. Robles
    SOCI3295-066

    Comentario por Jose L Robles SOCI3295-066 | diciembre 29, 2010 | Responder

  5. montesquieu nos explica que en cada estado hay tres calses de poderes, el legislativo que promulga leyes y dos poderes ejecutivos uno de ellos el que depende de los derechos civiles este se encarga de castigar los delitos y es conocido como el judicial y el otro depende de los derechos de gente se encarga de establecer la seguridad encuanto a guerrasy otros atentados y es cono cido como ejecutivo del estado.Montesquieu dice que la libertad politica del ciudadano depende de la seguridad que sientan las personas por eso montesquieu nos explica todas las razones por el cual los tres poderes no pueden estar unidospor la misma persona o en el mismo. Cada poder debe estar regido por separado para asi evitar un gobierno tiranico u opresor.Algo que me llamo mucho la atencion es que montesquieu propone que el senado no debe darse permanentemente a una persona, sino que lo deben ejercer personas del pueblo, nombradas en ciertas epocas del ano durante el tiempo que la necesidad lo requiera.en mi pensar los tre poderes deberian funcionar de tal manera con diferentes grupos de personas por cierta cantidad de tiempo.me gustaria que hubiera una ley en la que si el pueblo no esta conforme con el desempeno de su gobernante puedan convocar una reeleccion y no tener que esperar hasta un nuevo nombramiento.

    Comentario por Amilcar Irizarry | diciembre 30, 2010 | Responder

  6. Andrés C. Tejada Soto
    802-07-8852 SOCI 3295 – 066

    Montesquieu: Teoría de la separación de poderes.

    Trias Politica. La separación y división de poderes es lo que el francés Montesquieu estipula en el texto tomado de “Del espíritu de las leyes”. El nos presenta esta división de poderes que nos han enseñado y podemos notar aquí mismo en Puerto Rico. El poder legislativo, como primer poder. El poder ejecutivo, como segundo poder. El poder judicial como tercer poder. Todas estas divisiones y separaciones para regír un estado y los asuntos de sus particulares.
    El autor primeramente nos explica de que consiste y que papel desempeña cada poder. El poder legislativo establece leyes, las redactan, las derogan o las enmiendan. Este se compone por un grupo de representantes que discuten y toman tiempo para reunirse en asamblea y hacer resoluciones públicas. El poder ejecutivo es la rama que es responsable por las gestiones del Estado y es mayormente representado por un monarca o administrador, para responder rápidamente a situaciones que así lo ameriten. El poder judicial es el que vela el cumplimiento de las leyes establecidas y las aplica para resolver los conflictos entre particulares y en la sociedad.
    Ciertamente la idea al identificar estas ramas era dividír y separar el poder que, muchas veces y aún se puede ver, recaía en un monarca absoluto. Al tener esta separación se diluye el poder y cada rama entre sí se fiscaliza y vela para que cada una cumpla sus tareas y no abuse del poder dado. Montesquieu presenta varios tipos de uniones entre las diferentes ramas y como estas podrían ser perjudiciales a la gente del Estado. Incluso el menciona que todo estaría perdido si el mismo hombre o grupo de personas ejerciera los tres poderes, ya que no hubiese límites en sus acciones y éstas se dirigirían más a cumplir sus propias agendas e intereses que los del Estado. No habría libertad si esto pasara y veríamos un gobierno déspota. Lo que me recuerda a esas palabras que dicen “Gran poder requiere gran responsabilidad”. Al no haber libertad para los ciudadanos entonces el gobierno toma medidas violentas y no favorables para controlar a los súbditos de la sociedad.
    Podemos ver que la rama legislativa se encuentra en una posición más favorable que las demás ya que puede conceder un poder a la rama ejecutiva cuando se ve en peligro y se representa como el poder mismo del pueblo en el Estado. Esta rama se le ha concedido un poder al ser electa por el pueblo porque no sería viable discutir los problemas del pueblo con todo el Estado ya que es imposible en los que cuentan con una población mayor. Los representantes discuten los asuntos y estos (se espera) que estén preparados para discutirlos. Esto representa una falta al concepto democracia porque estos representantes no siempre, valga la redundancia, representan al pueblo ni toman las decisiones que quizás una persona como elector tomaría.
    Esto de las separaciones de poder es bien importante como ya hemos visto en el texto porque distribuye el poder y no permite que se aprovechen de todo el poder. Lo que pasa es que no siempre que se divide el poder no siginifica que estos no se unan y se muevan a su favor y no al del Estado. Montesquieu representa que los poderes juntos llevan al absolutismo mientras que cuando hay division nos acercamos más al concepto idealizado de la democracia.

    Comentario por Andres Tejada Soto | diciembre 30, 2010 | Responder

  7. Me gustó fue lo más claro que encontré con respecto a la división de los poderes del estado.

    Comentario por Rosa | julio 31, 2012 | Responder

  8. Muchas gracias, me re sirvió le información

    Comentario por Sofía Rodríguez | septiembre 20, 2012 | Responder

  9. […] Díaz, M. (3 de junio de 2008). Historias Sociología. Obtenido de Historias Sociología: http://historiasociologia.wordpress.com/2010/12/18/montesquieu-separacion-poderes-1/ […]

    Pingback por Montesquieu y la tridivisión del poder | teoriaconstitucional2013i | junio 3, 2013 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 239 seguidores